Mi Experiencia con el minitrekking en el Glaciar Perito Moreno

trekking por el glaciar perito moreno

This post is also available in: English

Si quieres conocer cómo es llegar hasta el glaciar Perito Moreno y descubrir cómo aprovechar tu viaje allí al máximo ¡estás de suerte!

Nuestro compañero Javier Moliner nos cuenta de primera mano en este post cómo fue su experiencia haciendo el Minitrekking en el Glaciar Perito Moreno.

Cómo llegar a Perito Moreno

Mi aventura empieza esperando en la puerta de mi alojamiento. En la mochila llevo algo para comer, agua y más abrigo para asegurarme de que no voy a pasar frío a lo largo del día.

Es entonces cuando unos minutos antes de la hora indicada me recoge un bús en el que somos 10 personas y comienza mi aventura del minitrekking en el glaciar Perito Moreno.

Aunque antes de llegar a nuestro destino final hacemos una parada para cambiar a un bus más grande en el que nos subimos todos.

Después de llevar poco menos de una hora de trayecto, observamos cómo nos estamos acercando al glaciar, y por primera vez en mi vida veo un glaciar desde tan cerca. ¡Qué sensación tan increíble!

vistas del glaciar perito moreno

El glaciar visto sobre la calva del conductor

La primera parada la hacemos para recoger los tickets de acceso al Parque Nacional de los Glaciares. Aunque es nuestro guía el que se encarga realmente de recogerlos todos y repartir a cada uno el suyo.

Un par de minutos después llegamos a la parada definitiva, nos bajamos del bus y subimos a un barco que cruza al otro lado del río. Allí nos están esperando los jóvenes guías y que me recuerdan un poco a los monitores de esquí (simpáticos y con ganas de enseñar todo lo que saben sobre el glaciar). Allí nos dividimos en dos grupos de aproximadamente 12 personas , unos haremos el tour en español y los otros en inglés.

el glaciar perito moreno desde el barco

El frente del glaciar visto desde el barco

El Minitrekking al Glaciar Perito Moreno

Tras otro par de minutos caminando ya se puede ver el glaciar desde el margen del lecho, a unos pocos metros. Aunque continuamos caminando hasta “las cramponeras” donde nos sentamos y unos chicos nos ponen los crampones entre bromas.

Por si no lo habíais escuchado antes, los crampones son unas pequeñas estructuras de hierro en forma de pincho que se atan a las botas para poder agarrarse bien al hielo y no resbalar. ¡Es muy importante llevar botas que sean duras y resistentes!

Preparándonos en “las cramponeras”

Al ponerlas nos explican que debemos caminar con las piernas ligeramente separadas y entonces ya empezamos a caminar hasta el glaciar al que “nos subimos”. Llama la atención ver cómo cambia de color entre azul oscuro y blanco radiante creando unas formas muy curiosas.

calzado para caminar sobre el glaciar perito moreno

Formas de hielo en el glaciar

Durante el tour dos guías están pendientes de nosotros en todo momento, uno delante y el otro detrás, esto me transmitió muchísima seguridad.

El glaciar es inmenso y da una sensación de libertad increíble, pero puede llegar a ser peligroso, por eso hay diferentes opciones para visitar el Perito Moreno. De hecho, es obligatorio a la vez que imprescindible que un guía te acompañe durante todo el recorrido. Además, ¿quién no quiere que un guía le explique todos los detalles sobre el Perito Moreno?

Seguimos el camino y… Si alguno de vosotros ha visto Juego de Tronos sabrá por qué al adentrarnos a una grieta de hielo empezaron las bromas… ¡Si es que el glaciar parece sacado de película!

trekking por el glaciar perito moreno

Los “white walkers” del Perito Moreno

Después de caminar durante una hora y media aproximadamente 3 kilómetros sobre el glaciar Perito Moreno, regresamos al punto de inicio donde nos vuelven a juntar a todos.. Allí los guías nos dan una agradable sorpresa que no contaré para no haceros spoiler. ¡Así que si queréis saberla, tendréis que hacer el tour!

caminando por el perito moreno

Los white walkers vistos desde fuera del glaciar.

Finalmente, salimos del glaciar, nos quitamos los crampones y nos despedimos de los simpáticos guías, también devolvemos los guantes, otro imprescindible para andar por el glaciar. ¡Pero nuestra excursión no ha acabado aún! Comenzamos a caminar por un pequeño bosque hasta llegar a este maravilloso lugar que tiene unas vistas únicas:

el perito moreno desde el refugio
Un almuerzo con vistas al glaciar

De Perito Moreno hasta El Calafate

Desde este sitio te recoge un guía a una determinada hora, en mi caso a las 3 de la tarde y con un barco llegamos hasta las pasarelas del glaciar Perito Moreno. Durante este recorrido puedes ver el frente del glaciar desde el barco y no solo eso, ¡también escucharlo!

Al llegar a las pasarelas nos quedamos en la zona principal ya que tenemos poco más de una hora para visitarlo. Allí puedes caminar por las pasarelas, acercarte al glaciar y llegar a un mirador desde donde hice algunas fotos. Creedme que en fotos no transmite ni mucho menos lo impresionante e imponente que es el Perito Moreno en persona.

pasarela en el glaciar perito moreno

El frente del glaciar visto desde la pasarela más cercana.

El glaciar perito moreno avanza constantemente y durante el deshielo decrece la zona que hace de “cierre” entre las dos agua. Pero en la zona de las pasarelas la distancia al glaciar es prácticamente la misma, ya que se va formando en los campos de hielo al mismo tiempo que se deshace en el frente. Este fenómeno hace que las pasarelas del glaciar sean siempre un lugar perfecto para apreciarlo, independiente de la época del año.

panorámica del glaciar perito moreno

Una de mis fotos favoritas donde se puede apreciar la majestuosidad del glaciar.

Cuando regresamos al bus, volvemos por el mismo camino con nuestro guía pero en vez de dejarnos en el hotel, nos llevan a la estación de buses. La buena noticia es que allí me encuentro con una pareja que conocí durante el tour y que también tenía que comprar los billetes dirección El Calafate, donde está nuestro hotel.

Para cenar nos volvimos a juntar para cenar en la “Parrilla Don Pichón”, restaurante que nos había recomendado más de una persona. Y la verdad es que no falló, su comida estaba deliciosa y sus vistas eran una pasada. 100% recomendable si estáis allí.

glaciar perito moreno

Con una buena cena y una botella de vino termina un día completo, ¡sin duda una de mis mejores experiencias!

Regreso al hotel a descansar porque al día siguiente me espera otro día intenso. Me levantaré temprano y cogeré un bus desde El Calafate hasta Puerto Natales, donde empezaré otra de mis mayores experiencias, el W trek Torres del Paine.

Ahora que ya conoces mi experiencia en el glaciar Perito Moreno, ¡espero que mis recomendaciones hayan sido de ayuda para tu viaje! ¿Y tú, te atreverías a caminar sobre el Perito Moreno?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.