La historia de la Isla de Pascua: a los pies de los moais

Moais: la historia de la isla de pascua

This post is also available in: English

A más de 3.000 kilómetros al este del territorio del Chile continental puedes visitar la Isla de Pascua, mejor dicho Rapa Nui. En 2019 la Isla de Pascua recuperaba su nombre originario, pero no mucha gente es conocedora. Se trata de uno de los lugares más fotografiados en Latinoamérica, aunque puede que no te sorprenda. Lo que igual si te sorprende es la historia de la conocida Isla de Pascua, ¡te la contamos!

Información general de la Isla de Pascua

Navegando a la deriva en el océano Pacífico se encuentra la Isla de Pascua, la isla más grande de Chile y el lugar habitado más aislado del mundo. Tiene una extensión de 163 kilómetros cuadrados repletos de misterios y secretos, no nos adelantemos, pero ya te decimos que merece la pena coger un avión después de hacer el Torres del Paine W Trek.

La capital de la Isla de Pascua es Hanga Roa y es la única población habitada de Pascua. Su nombre original es Rapa Nui que significa isla grande y le fue otorgado por los navegantes que llegaron al territorio en el siglo VII.

Historia de la Isla de Pascua

En el siglo VII d.C el rey Hotu Matu’a de las Islas Marquesas dejó su tierra con el fin de colonizar nuevos territorios. Cuando descubrieron las nuevas tierras no perdieron el tiempo en poblarlas dando lugar al pueblo Rapanui. No faltaron tampoco gallinas, perros y cerdos, ademas de plantas y frutas como la banana y la caña de azúcar.

En la Isla de Pascua la población creció hasta llegar a los 10.000 habitantes, pero claro, eso dio lugar a la sobreexplotación de recursos y a la escasez de los mismos: comenzó la gran crisis Rapa Nui. La situación empeoró cuando el pueblo se rebeló e intentó acabar con la jerarquía propuesta por el rey Hotu Matu’a.

Vista panorámica de los moais de la Isla de Pascua

En el siglo XVIII el navegante Jacob Roggeween se topó con la isla en 1722. Fue concretamente el día 6 de abril, el día en el que la comunidad cristiana celebra Pascua de Resurrección y de ahí el nombre de la isla. La Isla de Pascua fue anexionada a Chile en 1888 y Chile decidió alquilarla para su explotación a una empresa británica que casi acabó con la población autóctona, las tradiciones y costumbres rapanui.

La Isla de Pascua fue explotada hasta 1933 y luego fue el gobierno de Chile quien administró las tierras. La independencia le llegó a los isleños a finales del siglo XX tras dos levantamientos y después de muchas idas y venidas, ¡ya nadie les mandaba!

Actualmente la Isla de Pascua es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Hanga Roa, su capital y la única población habitada ahora cuenta con muchas más comodidades que en sus orígenes: agua potable, alcantarillas, caminos asfaltados, etc. ¡Vaya lujos! Resulta curioso que hoy Chile se interese por mantener la cultura, restaurar edificios y recuperar la flora y la fauna. Destruir para construir, la historia del ser humano.

Moais: los guardianes de la isla

Son más de 1.000 moais en la Isla de Pascua. Con un peso de 80 toneladas y 10 metros de altura es un misterio cómo se pudieron alzar en su día sin las tecnologías de la actualidad. ¡Y ahora hay que estudiar durante seis años una ingeniería!

Primer plano de los moais al atardecer en la Isla de Pascua

Los nativos de la polinesia, los conquistadores, se caracterizaban por los cultos religiosos y la importancia que le daban a los dioses dentro de su cultura. Creían en la energía espiritual llamada mana, que le otorgaba poderes a la gente después de morir y que les permitía influir en los acontecimientos del presente.

Los nativos de Isla de Pascua construyeron los moais para conmemorar, celebrar y rendir culto a sus creencias religiosas. Estas estatuas se convirtieron en el lugar principal para llevar a cabo cualquier celebración, incluidos los ritos funerarios: justo a los pies de los moais se dejaban los cadáveres hasta su descomposición. Luego se levaban los huesos y se enterraban bajo la estructura rocosa.

La teoría menos romántica y más práctica dice que los moais indican los puntos desde los que extraer agua potable en la Isla de Pascua. Es una explicación algo más aburrida y que asegura que los moais no tenían ninguna función defensiva, decorativa o ritual.

De todos los moais que hay en la Isla de Pascua seguro que buscas el que está bajo el agua. ¡Pues no es real! Es el Moai impostor y es que en realidad fue lanzado por Kevin Costner en 1994 para su película Rapa Nui. Finalmente no se llevó a cabo, pero dejaron abandonado al pobre Moai.

Vista alejada de la Isla de Pascua en Chile

Viajar a Chile y no visitar la Isla de Pascua podría estar altamente penalizado. No es que te pille de paso, pero total por un avión más para conocer en profundidad uno de los lugares más remotos del planeta cuyo origen se encuentra en la actividad volcánica subacuática no es tanto. ¿No crees tú?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *