El planeta rojo de San Pedro de Atacama

“A San Pedro de Atamaca no se llega, se aterriza”. Esta popular frase propia de esta comuna chilena toma fuerza al descubrir que una de sus principales rutas como es el Valle de la Muerte es conocida también como ‘Valle de Marte’. Algo que deja a las claras que estamos ante una zona plagada de accidentes geográficos y condiciones geomorfológicas más propias del conocido como ‘Planeta Rojo’.

Pero no es necesario subir a bordo de una nave espacial para llegar a San Pedro de Atacama, la cual se encuentra de manera mucho más accesible al norte de Chile y lindando con Bolivia, en la conocida región de Antofagasta.  Se trata de una localidad única en sudámerica por dos motivos: sus especiales condiciones geológicas en las que nos podemos encontrar con un mar de bellísimos paisajes y accidentes geográficos como salares, volcanes, desiertos, termas naturales y géiseres y, en segundo lugar, por tratarse del punto de partida de las excursiones más demandadas por viajeros de todo el mundo.

Los ecosistemas del Salar y el Desierto de Atacama dan cobijo a innumerables joyas en forma de accidentes geográficos que tienen como puerta de entrada la comuna chilena  

Así pues, San Pedro de Atacama es la puerta de entrada a un nuevo mundo de rojizos y majestuosos paisajes a lo largo y ancho de cerca 25.000 kilómetros cuadrados gobernados por dos ecosistemas que son a su vez polos opuestos: el Salar de Atacama y el Desierto de Atacama. Sobre estos dos se asientan las joyas de San Pedro que podréis descubrir a continuación.

Salar de Atacama

Si existe un ‘must’ como tour a visitar en San Pedro de Atacama ese es el Salar de Atacama, también conocido como las Salinas de Atacama. Se trata del salar más grande de Chile, los bordes del salar comienzan a 55 kilómetros fuera de la ciudad y proporcionan un paisaje que te hará sentir como si estuvieras en otro planeta. Hay muchas opciones para visitar este salar en el que el viajero puede planear un viaje en solitario o una visita como parte de un recorrido de varias noches.

Salar de Uyuni desde San Pedro de Atacama

Fotograma de la película 'Los últimos Jedi' en el Salar de Uyuni
Fotograma de la película ‘Los últimos Jedi’ en el Salar de Uyuni

Ubicado en Bolivia, en Salar de Uyuni es el salar más grande del mundo, así como el más visitado y fotografiado del mundo. Como comentábamos en el arranque, San Pedro de Atacama es una de las dos puertas de entrada a este salar que, además de por su más de 10.000 kilómetros cuadrados, destaca por ser la mayor reserva de litio del mundo; el espejo del mundo del que el astronauta Neil Armstrong se enamoró desde la Luna; y lugar de rodaje de emblemáticas películas como la última entrega de Star Wars: ‘Los últimos Jedi’.

Géiseres del Tatio

Géiseres lanzando vapor desde la corteza terrestre en el tatio. Así de preciosa luce la actividad volcánica de los Géiseres del Tatio

Conocidos también como los Géiseres de Capacoya, El Tatio (cuyo significado es ‘El Abuelo que llora’) es el campo de géiseres más grande del hemisferio sur y el tercero más grande del mundo. La vista desde el nivel del suelo hace que parezca un auténtico Armageddon: el vapor que surge de la actividad geotérmica proporcionará algunas de las fotografías más singulares y misteriosas de todo tu viaje. Los tours salen temprano en la mañana y también hacen una parada en la minúscula ciudad de Machuca con una población de aproximadamente 15 residentes.

Valle de la Luna

El Valle de la Luna también podría haberse sido llamado el Valle de Marte, ya que el suelo rojo, las cavernas masivas y la topografía rocosa le dan una apariencia muy similar a la del ‘Planeta Rojo’. Este hermoso valle, compuesto también de dunas de arena y monolitos, es perfecto para una gran excursión de un día en la que explorar y ver el amanecer o el atardecer. En una noche clara, la luna se verá más cerca que nunca. Los tours parten de San Pedro a las 3 PM e incluyen de paso la visita a la árida Cordillera de la Sal.

 

 

Valle Arcoiris

La tierra es un lienzo natural y esta área es como la paleta de un artista, con los colores maravillosamente fusionados que ponen de relieve el porqué de que este lugar se llama Valle Arcoiris. Los cañones rojos y los acantilados rocosos tienen una salpicadura de combinaciones de colores de naranjas, amarillos, revestimientos blancos y verdes resplandecientes que hacen que el área se vea como si hubiera sido pintada a mano. El tour tiene la salida a las 7 de la mañana desde tu alojamiento en San Pedro. Desde ahí, pondremos rumbo al sur, hacia la Cordillera de Domeyko, un momento ideal para disfrutar del desértico paisaje de Atacama.

Laguna de Piedras Rojas

Una de las atracciones menos conocidas de la zona es la Laguna de Piedras Rojas. Se trata de una laguna delgada, poco profunda, rodeada de rocas rojas y un horizonte de nieve con volcanes y montañas moteadas. También puede hacer que esta sea la primera parada en su recorrido por las Salinas de Atacama, que le permite ver la atracción más famosa y otra que es igualmente hermosa pero menos visitada.

Reserva Nacional de Flamencos y Salar de Tara

En la Reserva Nacional de Flamencos, cuya superficie se divide entre Chile y Bolivia, se puede visitar el pequeño pero hermoso Salar de Tara que se asienta firmemente en el lado chileno y es como un pequeño oasis en el desierto. La tierra seca, roja y rocosa desciende a una meseta donde se encuentra un pequeño charco de agua con un poco de vegetación que crece en el centro, proporcionando un maravilloso contraste con el entorno llano.

Termas de Puritama

Con tanta actividad geotérmica debajo de la corteza terrestre atacameña, puedes encontrar piscinas naturales para calentarte como es el caso de las Termas de Puritama. Ofrecen un descanso relajante después de días de caminata y también increíbles vistas con el agua que corre naturalmente a través de la tierra mientras flota en sus piscinas. Los tours hasta aquí ofrecen principalmente transporte privado a las aguas termales, ya que no parece necesario que un guía explique cómo relajarse en una bañera de hidromasaje natural.

Pueblo de Toconao y Valle de Jere

Toconao es una ciudad muy pequeña con calles polvorientas bordeadas de edificios de arcilla sin terminar o deteriorados. Pero tiene un centro de la ciudad muy pintoresco, con hermosos jardines verdes que rodean la pequeña catedral de la ciudad. Justo en las afueras de la ciudad hay una pequeña franja de árboles aplastados en el fondo del seco valle rocoso conocido como Valle de Jere. Puede incluir una visita a Toconao en un viaje a las Salinas de Atacama durante un día completo y marque algunas de las atracciones de su lista entre el amanecer y el atardecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.