¿Qué llevar a Ciudad Perdida? ¡No te olvides de nada!

Dos mochilas de trekking sobre una superficie rocosa

This post is also available in: English

Tiempo de lectura: 4 minutos

Viajar a Colombia es descubrir un mundo nuevo, bueno o no tan nuevo porque precisamente las ciudades más antiguas de Colombia ya tienen unos cuantos años. La cuestión, Colombia ofrece una inmensidad de paisajes alucinantes que visitar y nuestra recomendación principal es la mística Ciudad Perdida y por eso te vamos a contar qué meter en tu mochila para que disfrutes de la selva.

Realmente qué llevar a Ciudad Perdida coincide con muchas de las cosas que llevar a la selva, en general, pero vamos a centrarnos en el trekking a Ciudad Perdida Santa Marta para contarte características del mismo y poder hacer la maleta con mayor precisión. ¡Vamos al lío!

Una mochila del tamaño adecuado

Recuerda que vas a tener que cargar con ella durante todo el día, que vais a ser inseparables y que si llevas mucho peso puede complicarse el asunto. Con una mochila de 30 litros es más que suficiente, ¡será tu fiel compañera durante tus excursiones en Colombia!

Mochilero frente a la naturaleza

Ropa: ni mucha ni poca

No vale ni pasarse ni quedarse corto. En tu paso por Ciudad Perdida en Colombia no cuentes con lavar la ropa en cada alojamiento porque hay mucha humedad y no acabará de secarse. Tampoco decimos que lleves ropa en exceso, y puedes repetir pantalón, que los mosquitos no juzgan a nadie. Usar la camiseta dos días seguidos… igual no. En resumidas cuentas:

  • Un pantalón para cada dos días.
  • Una camiseta por día.
  • Ropa interior y calcetines por día y con algún repuesto más.

Nuestra recomendación es llevar prendas largas, pero frescas para evitar que los mosquitos se den un festín. Hace mucho calor y entendemos que te tiente llevar pantalón corto, ¡lleva uno de cada y prueba! Una idea magnífica es la de llevar pantalones modulables, sí, de los que llevan cremallera por la rodilla. A la hora de cruzar los ríos viene de perlas.

¡Importante! Hablando de ríos te imaginarás que algún baño caerá y mejor que caiga si llevas bañador y toalla. ¿Pensabas que era necesario visitar Punta Gallinas para disfrutar de un chapuzón? La mejor opción es llevar una toalla de microfibra que se seca en nada, ocupa menos y te sirve para ducharte también.

Agua circulando por rocas del río en Ciudad Perdida

Quizás eches de menos que te hablemos del chubasquero, pero es que si en Ciudad Perdida en Colombia llueve, llueve. Esto significa que te vas a mojar igual, entonces mejor que inviertas ese espacio en, por ejemplo, llevar un saco de dormir finito que te separe de la superficie en la que ha estado durmiendo mucha gente. ¡Mantas hay de sobra!

Zapatillas de trekking

A estas alturas no consideramos necesario recordarlo, pero lo hacemos igualmente. Casi más importante que la ropa es el calzado, y no hay mejor calzado para un trekking en la selva de Sudamérica que unas zapatillas de trekking, claro que su propio nombre lo indica. Y si son impermeables pues mejor.

Primer plano de una bota de trekking en la naturaleza

No te olvides tampoco de llevar sandalias. No es broma, no creas que te estamos tomando el pelo. En el trekking a Ciudad Perdida en Santa Marta te encontrarás el río Buritaca y lo tendrás que cruzar. Si lo cruzas con las zapatillas de trekking, por muy impermeables que sean si metes el pie en el río se mojarán, y con la humedad a saber cuándo se secan.

Objetos de valor

Hay que ir con cuidado por el agua, la humedad y esas cosas porque de los piratas solo te tienes que preocupar si decides viajar a la Isla del Pirata, pero no puedes olvidar tu cámara de fotos. Eso sí, ten en cuenta que no hay enchufes y que tendrás que llevar una batería portátil. Nuestra recomendación es que el móvil lo pongas en modo avión, total, estás en Ciudad Perdida, ¿quién te va a encontrar?

Cabañas en Ciudad Perdida

Para proteger estos bienes tan queridos te proponemos que lleves bolsas de plástico con cierre hermético, pero recuerda que van y vuelven contigo porque las puedes reutilizar para otra ocasión, ¡no vale ensuciar! Y ya que te pones mete también la ropa en estas bolsitas, no solo para organizar, sino también para proteger de la humedad a tus prendas.

Cantimplora

En plena naturaleza es mejor idea rellenar tu propia botella que comprar cada día una. Tampoco vamos a juzgarte si decides comprar agua embotellada porque el agua de los depósitos, aunque esté tratada, igual no le sienta muy bien a tu estómago urbanita. Pero vamos que no tendría por qué pasar nada.

Cantimplora antigua sobre una superficie blanca

Bolsa de aseo

A parte de llevar lo básico de todos los viajes, es interesante que lleves repelente de insectos y protector solar. Y para mayor cuidado lo puedes combinar con un gorro o gorra y gafas de sol. También tienes que tener en cuenta que vas a andar muchas horas y que los pies hay veces que dicen basta. Para esas situaciones: adhesivos para las ampollas.

No está de más que lleves alguna pastilla por si te diese dolor de cabeza o antidiarreicos para evitar situaciones incómodas para todos. Es mejor tenerlos y no usarlos que no tenerlos y necesitarlos, ¿estás de acuerdo?

Antes de despedirnos no podemos olvidarnos de lo más importante: una almohada. ¿Cómo? No es que tengas que llevar a Ciudad Perdida en Colombia la almohada de tu casa, pero te servirá la almohada que lleves en el avión. Te lo decimos porque puede que tengas que dormir en una hamaca y una almohada igual le da algo más de glamour. ¿Te convence el consejo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *