Mi experiencia en Corcovado: la zona m√°s biodiversa de Costa Rica

experiencia en parque nacional corcovado costa rica

This post is also available in: English

Mi experiencia en Corcovado fue inmejorable. Si estás pensando viajar a Costa Rica, el país de la Pura Vida, seguro que visitar el Parque Nacional de Corcovado está en tu check list.

No pod√≠a faltar un post para ti sobre esta aventura. As√≠ que te invitamos a descubrir c√≥mo fue adentrarnos en el Parque Nacional Corcovado. Ojal√° te sirva de ayuda ūüôā ¬°All√° vamos!

En el hotel Agujitas de Drake

El mono aullador que merodea estos días nuestro hotel ya lleva un rato inundando la selva con su sonido, el cielo empieza a clarear y el despertador suena. Ya estamos despiertos, son las 4:30 de un día de abril que parece será nublado en Agujitas de Drake.

Desayunar tan temprano y con prisa nunca ha sido mi especialidad, pero hay que comer algo, no quiero que me entre el hambre durante el tour al Parque Nacional Corcovado.

Mono aullador en Corcovado

Inicio de la aventura en barca

Mi experiencia en Corcovado comienza al salir del hostel a las 5:00 am, caminamos la rampa que nos lleva hasta la playa, nos desviamos un poco a la izquierda y compramos un buen caf√© de Costa Rica junto a unas empanadas en ‚ÄúFoodtruck Gaby‚ÄĚ.

El cielo est√° claro y despejado y, a pocos metros vemos el grupo que ser√°n nuestros compa√Īeros y los gu√≠as con los que descubriremos Corcovado.

Paseo en barco por Bahía Drake

A las 5:50 ya estamos todos preparados y la barca llega a las 6. As√≠ tenemos unos minutos para conocernos y coger energ√≠a para la experiencia de Corcovado tomando el caf√© y las empanadas. Adem√°s, as√≠ evitamos retrasos en caso de tener alg√ļn compa√Īero rezagado.

Empezamos a navegar y a los 15 minutos los delfines empiezan a saltar junto al barco, ¡qué sensación! Continuamos alucinando con las vistas de la costa, llena de vegetación. En una hora y media ya estamos frente a la entrada La Sirena, en el Parque Nacional Corcovado.

Entrada al Parque Nacional de Corcovado

El barco no puede acercarse mucho a la costa porque hay marea baja y el suelo rocoso está a la vista así que nos ponemos las sandalias ¡y a caminar! Son unos 15 metros los que nos separan de la arena.

Acceso Corcovado desde La Sirena

Ahora si, entramos al parque, nos toman la temperatura, nos lavamos las manos y en unos bancos nos sentamos para ponernos las botas y dejar las sandalias para recogerlas a la salida.

Son las 8 de la ma√Īana y empezamos a caminar, esto promete. Es buen momento para ver vida en la selva, en unas horas el calor har√° que los animales est√©n m√°s tranquilos.

El guía tiene experiencia, no es solo como observa todo lo que le rodea, sino que va literalmente descalzo.

Adentr√°ndonos en la selva

Guía descalzo por el Parque de Corcovado

La experiencia en Corcovado solo acaba de empezar. Poco a poco nos adentramos en la selva, primero por el bosque secundario (que ha sido talado o alterado y está en proceso de renaturalización).

En 20 minutos ya estamos en la estación La Sirena. Hacemos una visita al WC, firmamos en el libro de visitantes y nos adentramos en el bosque primario.

No quiero hacer un spoiler sobre todo lo que se puede ver, ya que hay un factor suerte a la hora de ver animales. Pero sin duda ser un grupo silencioso, ir acompa√Īado de un gu√≠a con experiencia que comparte y a quien le comparten ubicaciones donde otros han visto animales, ayuda y mucho.

estación La Sirena

En medio de la jungla

Monos, pájaros, árboles inmensos… Estamos siempre caminando por la sombra porque los árboles compiten tanto por la luz que el sol no llega a tocar directamente el suelo con sus rayos.

De vez en cuando nuestro gu√≠a se aparta del camino y se adentra un poco en la selva para ver si encuentra alg√ļn animal, en ocasiones hay suerte y en otras no.

No sé decir exactamente cuánto tiempo pasamos caminando, estaba tan concentrado intentando ver animales que perdí la noción del tiempo. Luego al ver las fotos vi que habían sido más de tres horas.

√Ārbol en el Parque Corcovado

De repente el camino me suena, parece que estamos muy cerca de la entrada. Nos encontramos junto a un riachuelo que desemboca en el mar y crea un delta peque√Īo. El gu√≠a nos ense√Īa videos de hace unos d√≠as, en los que se ve√≠a a un cocodrilo en acci√≥n.

Desembocadura del Río Corcovado

Cuando me adentro en la selva o cualquier tipo de bosque, siempre me viene a la mente el mismo pensamiento: ¬Ņcu√°ntos animales me est√°n viendo ahora mismo y yo sin ser consciente? Estar rodeado de vida sin poder verla‚Ķ ¬°cu√°nto me gustar√≠a que fuera al rev√©s! Ser yo quien pueda ver toda la vida que me rodea sin que lo noten.

El gu√≠a sigue merodeando la zona, est√° claro que est√° buscando algo, le hemos visto comentar con otro gu√≠a pero no lo encuentra. De repente vuelve con la cara iluminada, literalmente se le pone la misma cara que a un ni√Īo ilusionado.

Nos da indicaciones sobre cómo acercarnos: mantener distancia con el animal, silencio absoluto y ser sigilosos. Le seguimos y a unos pocos metros ahí estaba, tumbado en la arena, cubierto por unas ramas: el Tapir, el animal más icónico del Parque Nacional Corcovado.

Tapir salvaje en Corcovado

Tuvimos tiempo de sobra para verlo y fotografiarlo, hasta que decidió ponerse de pie y dejó al descubierto esas patitas finas que parece que no pertenecen a ese cuerpo ancho que tiene. Ha sido el broche de oro.

La experiencia llega a su fin…

Ahora sí, volvemos a la entrada del parque, nos ponemos las sandalias de nuevo, caminamos unos metros hasta la barca ( esta vez muchos menos porque la marea ha subido) y ponemos rumbo a Drake.

En el camino hacemos una parada para ver una catarata √ļnica, la Llorona, portada de National Geographic en 1986. He intentado encontrar esa portada pero no he tenido suerte, as√≠ que os dejo la foto que tomamos desde la barca.

Cascada entera La Llorona

Llegamos a la misma playa desde la que salimos, comimos juntos en un restaurante al lado del mar, el t√≠pico almuerzo ‚ÄúTico‚ÄĚ (s√≠, hay opciones vegetarianas) y nos despedimos del grupo. Pero antes cambiamos unas cuantas fotos y los n√ļmeros de tel√©fono, siempre est√° bien echarse una cervecita por la tarde con un grupo majo.

Nosotros te hemos contado ya nuestra experiencia. Si ya has visitado este maravilloso Parque Nacional de Corcovado, ¬Ņc√≥mo fue tu visita?

Si estás pensando ir, esperamos que te haya servido de ayuda nuestra historia y que disfrutes tanto o más que nosotros. Y si también consigues ver un Tapir, ¡no dudes en contárnoslo!

Lucía

El lema de vida de Lucía es "go with the flow". Se deja llevar y se apunta a cualquier plan.

Ha tenido la suerte de viajar a lugares muy distintos, pero su viaje perfecto es cualquiera que tenga sol, arena y mar. Indecisa por naturaleza, no sabr√≠a decantarse entre las Islas Canarias o Baleares en Espa√Īa, o entre la comida mexicana y la peruana. Quiz√°s por eso nunca dir√° que no a un viaje...¬°Tiene que encontrar respuestas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable VACIAR CACH√Č SL +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.