¿Sabías que hay diferentes especies de llamas en Sudamérica? Te las presentamos todas

Alpacas en un campo árido en Sudamérica

This post is also available in: English

Tiempo de lectura: 3 minutos

Hoy te traemos una lección sobre los camélidos sudamericanos. ¿Eing? Hay diferentes especies de llamas en Sudamérica, de hecho las llamas son solo un tipo de las cuatro especies que hay. Esperamos con este post que las llames (jeje) por su nombre porque conocer a una alpaca y tratarla como a una llama no es buena forma de empezar una amistad.

Viajar a Argentina, a Chile, a Perú o a Bolivia y no ver alguna de las diferentes especies de llamas, sería como ir a Italia y no ver la Torre de Pisa. Son animales exclusivos de América del Sur y antes de empezar te diferenciamos que las vicuñas y los guanacos son salvajes, mientras que las llamas y las alpacas no existen en la naturaleza.

Llamas

La llama es la especie más conocida, y es la más grande de los cuatro. También es la más fuerte y generalmente es utilizada como animal de transporte por los pueblos andinos nativos. Puede llegar a medir casi dos metros, pesar 190 kilogramos y escupen si se enfadan. ¡Trátalas bien!

Llama en Machu Picchu

Te podrás hacer la esperada foto en el tour a Machu Picchu, pero también en muchas otras partes de Perú y en otros países como Bolivia, Chile, Ecuador, Argentina​ y Colombia. Sabrás que son llamas por su tamaño, pero también por sus orejas puntiagudas y sus cuellos y patas largas.

Alpacas

La alpaca es más pequeña y menos fuerte que la llama. Casi nunca se usa como animal de carga. La alpaca da una lana muy fina, reconocida y de calidad, muy superior a la de la llama, ¡usa mejor champú! Si la calidad de su lana no te ayuda a diferenciarlas entonces puedes fijarte en que sus patas y cuellos son más cortos.

Alpacas

De las cuatro especies, la llama y la alpaca son las más difíciles de diferenciar. Te damos un truco: la cabeza de la alpaca es más pequeña y menos estirada que la de la llama. No te agobies, ¡es realmente muy complicado distinguirlas si no tienes ambas especies juntas!

Guanaco

El guanaco es la versión salvaje de la llama y la alpaca, de hecho la llama nace de la selección artificial por parte de los nativos. Es también el más aventurero y es que está presente a lo largo de la Cordillera de los Andes, en el Altiplano y hasta en la Patagonia donde no comparte espacio con ninguna otra especie de los camélidos.

En el W Trek Torres del Paine presta atención porque los guanacos se pueden ver con frecuencia deambulando en grandes manadas. Viven en grupos con un macho dominante para varias hembras, por lo que si ves a un guanaco sin compañía será un macho joven sin compañeras todavía.

Guanaco en Torres del Paine

Vicuñas

La vicuña es la más elegante y la más pequeña, ¡pesa unos 50 kilogramos! Es muy fácil distinguirla de otras especies. Su aspecto frágil no te debe engañar, y es que es sin duda la más resistente de las cuatro especies, ¡hay vicuñas hasta a 5.700 metros de altitud! Prepárate para verlas en el Salar de Uyuni o durante la ascensión al volcán Chimborazo en Ecuador, ¿no te lo esperabas?

Vicuña mirando a cámara

Con estos conocimientos te resultará más sencillo poder diferenciar las especie de llamas en Sudamérica, pero te advertimos que es una tarea difícil y que cabe la posibilidad de que te hagas una foto con una alpaca pensando que es una llama, y viceversa. Lo que sí que te aseguramos es que no será ni una vicuña ni un guanaco, ¿recuerdas que son dos especies salvajes?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *