Frutas exóticas de Sudamérica: los sabores que no cruzaron el charco

Varias frutas exóticas de Sudamérica

This post is also available in: English

Tiempo de lectura: 6 minutos

Cuando Cristóbal Colón descubrió América allá por el año 1492 se inició sobre el ‘nuevo mundo’ todo un proceso de colonización que trajo hasta Europa riquezas en forma de oro y piedras piedras preciosas y nuevos sabores de la mano de las frutas exóticas de Sudamérica que fueron aceptados de manera desigual en el Viejo Continente.

Se dieron diferentes razones por las que no se lograron adaptar en un primer momento a los gustos de los europeos y por eso jamás llegaron a cruzar el charco para desgracia de los paladares de occidente porque además de ser fuente de sabores exquisitos, contienen unas propiedades y nutrientes excepcionales para la salud.

Frutas exóticas en Perú

En este país ubicado en la zona suroeste del continente americano y que colinda con el Océano Pacífico hay una variedad de frutas deliciosas. Entre las frutas exóticas de Perú destacan la granadilla, la lúcuma y la cocona, ¡sus sabores sorprenden!

Granadilla

Una de estas frutas desconocidas pero absolutamente deliciosa es la granadilla. Es de la familia del maracuyá, con aspecto algo similar pero un sabor y aroma totalmente diferente que combina lo agridulce y lo dulce. La gastronomía de Perú no deja de sorprendernos!

Granadilla partida por la mitad en un recipiente de cristal

Se trata de una fruta cultivada a grandes alturas y en un clima tropical. De pequeño tamaño y ovalado con tallo y de color anaranjado o morado. Su cascara es dura y en su interior tiene semillas de color negro recubiertas por una pulpa gelatinosa de color verde claro transparente.

Lúcuma

Es un fruto originario de los valles andinos de Perú y de algunas zonas de la Selva de Iquitos. Tiene forma redondeada protegida por una delicada capa verde brillante y cuyo interior sorprende un color anaranjado. Al paladar tiene una textura seca y almidonada y en el centro se encuentran unas semillas ovaladas. Tradicionalmente se consume en crudo, pero también para la elaboración de helados o postres ¡Votamos helado!

Cocona

La cocona es una fruta cítrica de gran tamaño y color rojizo, aunque también las hay de pequeño tamaño y color amarillo. Su piel es suave y en su interior la pulpa es gruesa y acuosa. Es famosa por ser muy sabrosa y contener poco azúcar. Tiene un gran valor nutricional, ya sabes que snack llevar en tu viaje a Machu Picchu.

Frutas exóticas en Colombia

Las condiciones meteorológicas de Colombia son muy diversas, si has hecho una visita a Ciudad Perdida sabrás de que te hablamos. Pero esta diversidad favorece a la variedad de frutos exóticos, ¡bravo!

Guanabana

En climas cálidos y húmedos de los bosques tropicales nace esta fruta de gran tamaño, ¡suele pesar casi 3 kilogramos! La parte superficial del fruto contiene unas escamas verdes y en su interior carne blanca con pepitas negras, similar a la chirimoya. Nutricionalmente es una fuente excepcional de vitamina C y contiene mucho hierro, magnesio y potasio. En cuanto a su sabor, es agridulce, muchos lo comparan con la piña o la fresa.

Guanabana colgada en un árbol

Mangostino

Es uno de los frutos considerados más antioxidantes de la naturaleza. Es una fruta tropical de pequeño tamaño con cascara dura de color rojo. En su interior tiene gajos blancos (parecidos a un ajo) de textura suave y sabor dulce con toques cítricos.

Mangostino abierto por la mitad

Camu camu

Se trata de un arbusto del que nace un fruto pequeño de color verde y rojizo parecido a una ciruela y cuyo interior es anaranjado y jugoso. Esta fruta es una espectacular fuente de vitamina C, ¡contiene hasta 30 veces más que una naranja! Ayuda a fortalecer las defensas y la convierten en un gran antibacteriano.

Frutas exóticas en Ecuador

Ecuador es un pequeño país colindante con Perú, Colombia y al oeste con el Océano Pacífico. Una de las frutas exóticas más conocidas de Ecuador es la naranjilla, que es como una naranja, pero chiquitilla. En realidad no. Lo que sí que es verdad es que no se queda atrás del resto de gastronomía de Ecuador.

Naranjilla

Tiene aspecto de tomate pequeño, pero de color naranja y de sabor ácido. Su interior está repleto de semillas pequeñas recubiertas por una textura acuosa. Entre sus principales usos está el de la elaboración de zumos combinado con otras frutas aunque también para preparar postres o helados, incluso platos salados.

dos naranjillas cerradas y una naranjilla partida por la mitad

Frutas exóticas en México

En tierras mexicanas hay una gran diversidad de frutas tropicales que también se cultivan en sus tierras pero que son originarias de sus países vecinos, pero no es todo prestado, la fruta por excelencia de este país es la pitaya.

Pitaya

También conocida con el nombre de fruta del dragón por su aspecto alargado con escamas que le dan forma de fuego. Es una fruta que contiene una pulpa dulce y suave principalmente de color blanca o roja y que tiene pepitas negras. Una fruta bonita por fuera y sabrosa por dentro. Si vas de excursión a Sian Ka’an con una pitaya hasta los cocodrilos se volverán vegetarianos. ¡El sabor es irresistible!

Pitaya partida por la m mitad y plato decorado con pitaya

Frutas exóticas en Bolivia

Bolivia debido a su gran extensión de territorio tiene una gran diversidad de frutas tropicales desconocidas fuera del continente, muchas de ellas las comparte con Perú, donde se debate la nacionalidad de algunas de ellas.

Achachairú

Si hay una fruta que es patrimonio de Bolivia y únicamente podrás probar allí esa es el achachairú. Prácticamente las hay en cualquier esquina de Santa Cruz de la Sierra o en cualquier mercado del oriente boliviano. En el único sitio en el que igual no encuentras es en tu visita al Salar de Uyuni, pero no los echarás en falta, ¡seguro!

Achachairús sobre una superficie de madera

¿Cómo identificarlo? Es de tamaño pequeño y ovalado, como una baya comestible, y su sabor es agridulce. Su color es pardo anaranjado pero se va oscureciendo a medida que madura. Es una fruta muy recurrente en Bolivia y un ingrediente estrella en postres, helados, refrescos y batidos.

Guapuru

Fruta tropical de origen boliviano de sabor agridulce y que nace alrededor de tronco, como si fuera un hongo. Tiene apariencia y sabor parecido a la uva, es de color morado y blanco en su interior y muy dulce. Se consume de manera fresca pero también para la elaboración de vinagres y licores.

Guapurús en el árbol

Copoazú

Es un fruto originario del amazonas boliviano que contiene alto contenido en fósforo. Es de gran tamaño y tiene una cascara dura de color marrón y pulpa blanda de color blanco con pepitas grandes. En Bolivia lo utilizan principalmente para hacer zumos, mermeladas y dulces.

Tomate de árbol

Este fruto es mide entre 4 y 8 centímetros, tiene la piel de color naranja y una pulpa jugosa y ácida repleta de semillas. Para su proliferación necesita climas húmedos con temperaturas templadas.

Tomates de árbol en el árbol

Frutas exóticas en Chile

El clima del país es húmedo y frío y estas condiciones facilitan la aparición de frutas exóticas como el maqui, un exquisito fruto que nace en altos arboles. Su color es oscuro y es de aspecto parecido a una baya silvestre con sabor ácido. ¡Es una gran fuente de antioxidantes!

Si te imaginas caminando por las calles de uno de estos países sudamericanos, con un batido en la mano, es normal y lo raro sería que no lo hicieras. ¿Quién puede resistirse a estas frutas exóticas de Sudamérica? ¡Nadie! Podríamos decir entonces que nos encontramos en el continente de las tentaciones, ¿cuál es la tuya?

2 comentarios

  1. Avatar

    Deberías probar las guabas y las pomarrosas.

    1. Redacción

      Las tendremos en cuenta 😋 ¡Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *