Las rutas fluviales más impresionantes de Sudamérica

This post is also available in: English

América del Sur es uno de los lugares con mayor diversidad y relieve del mundo. Se trata de un subcontinente que se sitúa entre el Océano Atlántico y el Océano Pacífico, y en el que abundan altos picos nevados y espectaculares lagos. Un conjunto de países rodeados de agua salada y, por ende, con grandes ríos caudalosos. Algo que convierte a Sudamérica en uno de los epicentros del conocido como turismo fluvial.  En este sentido, a continuación os vamos a mostrar algunas de las rutas fluviales por donde poder disfrutar de cruceros de agua dulce y muchas otras actividades características de cada río.

Río Magdalena

El río Magdalena nace en tierras colombianas y desemboca en el mar Caribe. En sus orillas están asentados 129 municipios, 23 corporaciones autónomas regionales, 46 resguardos indígenas y dos áreas de reserva campesina, que se trata de un territorio protegido donde se reparten tierras del estado a los campesinos. Este río tiene zonas donde es posible navegar y para recorrer algunos de estos trozos existe la opción de subir a un barco reconstruido de los antiguos barcos coloniales llamados “Florentino Ariza” e introducirte en la historia mientras disfrutas de un viaje sobre el agua.

Puente que cruza el río Magdalena con las montañas de fondo.

Río Paraná

Ubicado en el centro-este de Sudamérica, es un río fronterizo entre los países de Argentina, Paraguay y Brasil, siendo este último país donde nace. El nombre de Paraná, viene de la cultura guaraní y significa “pariente del mar”. Actualmente se usa principalmente como ruta comercial pero puedes navegarlo en su paso por Rosario (Argentina) viendo las impresionantes mantarrayas que pueblan el río Paraná en este tramo.

Imagen del Río Paraná con la selva en primer plano.

Río Uruguay

Junto con los ríos Paraguay y Paraná forman la cuenca del Plata. Nace en Brasil pero hace de frontera o separación con Argentina y Uruguay. Un lugar donde disfrutar de la experiencia de pescar animales acuáticos de agua dulce, carpas o doradas son algunas de ellas, que puedes comer junto a una hoguera en alguna orilla tranquila de este hermoso río. También tiene zonas donde no esta permitido navegar debido a que las fuertes corrientes y desniveles a lo largo de sus aguas. En su recorrido podemos encontrar pequeñas islas fluviales.

Río Paraná con la ciudad de Paraná al fondo.

Río Orinoco

Este río se encuentra principalmente en tierras venezolanas entrando también en territorio colombiano. Cuenta con aproximadamente 2140 kilómetros de longitud, siendo el cuarto río de Sudamérica de mayor longitud.

El río Orinoco es navegable casi en su totalidad, permitiendo el tráfico de barcos oceánicos hasta Ciudad Bolívar, donde se encuentra el puente de Angostura, a 435 km de la desembocadura. Además de visitar la selva que rodea sus aguas, puedes ver aves locales y pescar pirañas en sus aguas.

Selva e islotes rodeando el río Orinoco

El río Amazonas 

Finalizamos nuestra lista de impresionantes rutas fluviales con la más famosa de todas: el río Amazonas. En él podrás disfrutar de la auténtica experiencia natural alrededor de sus aguas y de la selva.

Se trata del río más largo y de mayor caudal del mundo, con una longitud de más de 7.062 Km y 209.000 m3/s, suponiendo cerca de una quinta parte del agua dulce en estado líquido del planeta. Su nacimiento tiene lugar en Perú, atraviesa Colombia y finalmente desemboca en Brasil en el Océano Atlántico. Alrededor del río se encuentra el gran “pulmón del planeta”, la selva amazónica, creando una gran diversidad tropical. Anacondas y cocodrilos son algunas de las especies animales que puedes encontrar a lo largo de sus aguas. Nos da la oportunidad de disfrutar de la belleza del río a través de un crucero por el emblemático río Amazonas y las islas del Caribe, con excursiones por la selva, como puede ser el inigualable tour por la Selva de Iquitos, donde contemplar lo pequeños que podemos llegar a ser frente a esta gran naturaleza salvaje.

Canoa en primer plano navegando sobre el río Amazonas a la altura de la Selva de Iquitos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.