Los caballitos de Totora: una de las tradiciones más antiguas y curiosas de Perú

caballitos de totora

This post is also available in: English

Si llegaste a este post lo más seguro es que ya te plantees visitar Perú y sino, te entrarán ganas de ir tras leer un poco más sobre la tradición legendaria de “los Caballitos de Totora”.

Te invitamos a saber un poco más de Perú, para que además de visitar Machu Picchu y la Selva de Iquitos descubras parte de la cultura del país. Por eso, hoy te contamos ¡ todo acerca de los Caballitos de Totora! Empezamos 😉

banner tour a machu picchu

¿Qué son los caballitos de Totora?

Los caballitos de Totora se comenzaron a construir hace unos 3000 años por los territorios de Bolivia y Perú. Son embarcaciones hechas por los locales con tallos de totora y por eso tienen una fecha de caducidad cuando se humedecen demasiado.

Caballitos de Totora en la playa

A día de hoy se siguen utilizando para la pesca en la costa norte de Perú, especialmente en la playa de Huanchaco, una de las 5 mejores playas del país para nosotros, y también para recorrer las olas surfeando.

Además, al ser símbolo de prestigio, muchos restaurantes de la zona lo colocan en su entrada para adornar.

Playa de Huanchaco

Debido a sus dimensiones, estas embarcaciones pueden soportar hasta 200 kg de carga y transportar a una persona, así que los ancestros incas tenían capacidad suficiente para adquirir el pescado y alimentar a sus familias.

Hablamos de una herramienta que mide entre 4,5 y 5 metros de largo, 1 m de ancho y llegan a pesar 50 kg. Es decir, hay que estar en forma para poder adentrarse en el océano con un caballito de Totora

Las partes principales de la embarcación se denominan “hijos” y “madres”. Así que hablamos de dos tipos de bastones más robustos pero de menor tamaño (los hijos) y otros dos, las madres.

Estos nombres son una metáfora o símil, ya que las piezas madres que se encuentran en la parte superior dan la sensación de protección a los hijos y los soportan.

Los caballitos de Totora tienen un gran valor histórico y por eso son Patrimonio Cultural de Perú. A día de hoy son símbolos de una cultura milenaria con el espíritu de surcar océanos.

Caballitos de Totora en Huanchaco

Un poquito de historia

Dicen que un poquito de historia siempre viene bien así que… ¡ Allá vamos!

Los Caballitos de Totora surgieron de la cultura chimú y moche hará unos 3000 años. Se sabe porque se encontraron cerámicas que mostraban escenas de pesca utilizando esta navegación. Así que, parece ser que el legado de los ancestros incas no solo consta de las fascinantes ruinas y templos de Machu Picchu y Valle Sagrado.

Cerámica moche de caballito de totora

Los Moches utilizaban a los caballitos de totora principalmente para la pesca y eso incluye salir y entrar del océano surcando las olas. Hacían uso de un remo compuesto por caña de guayaquil y para salir del agua aprovechaban para propulsarse con las olas hacia la orilla.

También existían otras navegaciones más grandes especializadas en trayectos largos y las “alaias” o los “olos”, que solo servían para coger olas.

Como vemos, esta tabla típica de Perú y el surf se encuentran íntimamente relacionados. Por eso, en los Festivales del Mar de Huanchaco compiten surfistas con caballito y otros con tabla.

La detallada elaboración de los caballitos de Totora

Como hemos comentado anteriormente, las diferentes partes de la tabla están hechas con tallos de totora.

Esta planta típica de la zona suele ser aprovechada por los campesinos como fibra de amarre en los cultivos de tomate y vid. Así como para construir techados, trenzados, forrajes… Así que puedes encontrarte sombreros del mismo material que los caballitos de Totora 🙂

El tiempo de fabricación por manos expertas es de unos 30 minutos aproximadamente. Primero se crean las partes de la tabla de manera individual para posteriormente unirlas. Se deben armar con mucha fuerza, ya que debe sobrevivir al oleaje del mar y es de este modo como la tabla va cogiendo su forma tan característica.

El tiempo de vida de los caballitos de Totora es de aproximadamente 1 mes, ya que se van estropeando con cada uso. Esto se debe a que las tiras de totora van absorbiendo cada vez más el agua y se van humedeciendo.

Después de leer el post ya sabes algo más sobre la cultura de Perú y sus costumbres. Los caballitos de Totora son un gran legado de los incas y observarlos en el mar en plena acción es una auténtica maravilla.

¿Te apuntas a surfear con un caballito?

Lucía

El lema de vida de Lucía es "go with the flow". Se deja llevar y se apunta a cualquier plan.

Ha tenido la suerte de viajar a lugares muy distintos, pero su viaje perfecto es cualquiera que tenga sol, arena y mar. Indecisa por naturaleza, no sabría decantarse entre las Islas Canarias o Baleares en España, o entre la comida mexicana y la peruana. Quizás por eso nunca dirá que no a un viaje...¡Tiene que encontrar respuestas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable VACIAR CACHÉ SL +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.