Qué hacer en Arequipa: la Ciudad Blanca del Perú

arequipa peru

This post is also available in: English

Arequipa es conocida como la Ciudad Blanca y debe su nombre al color blanco de la roca volcánica con la que están construidos la mayoría de sus edificios. Se cuenta que hay otra explicación y es que históricamente Arequipa fue la colonia más leal a la corona española lo que atrajo a mucha población blanca. ¿Con qué versión te quedas?

Tras la independencia de Perú fue la capital durante casi 50 años y actualmente es la segunda ciudad del país más poblada y económicamente más importante. Es un destino idóneo que goza de cálidas temperaturas y por eso, y porque somos muy majos, te proponemos varios planes que hacer en Arequipa, ¡vamos a ello!

Centro Histórico

El Centro Histórico de la ciudad de Arequipa es el mayor atractivo turístico. Fue reconocido en el año 2000 como Patrimonio de la Humanidad. La combinación de la arquitectura local combinada con técnicas europeas despertará tu admiración por cada una de las esquinas y estrechas callejuelas por las que pases.

Podrás disfrutar también de las grandes palmeras, extensos jardines y una bonita fuente en la Plaza de Armas. Es un lugar de ensueño para descansar o comer algo, siempre es hora de comer y más si te encuentras con una oferta tan amplia y diversa, ¡irresistible! Te planteamos una visita al Mercado San Camilo: buenos productos, precios y olores.

Frente a la Plaza de Armas se encuentra la Catedral de Arequipa que no pasa desapercibida por su tamaño y belleza. Aunque fue levantada el mismo año en que se fundó la mismísima Arequipa, en 1540, ha tenido que ser reconstruida en más de una ocasión a causa de los terremotos.

Catedral Arequipa

Cañón del Colca: el valle de las maravillas

Desde Arequipa una visita que debería ser obligatoria es la del Cañón del Colca. Es uno de los más profundos de todo el mundo y el tercer destino más visitado en Perú, ¡por algo será! Lo más típico una vez allí es visitar el mirador Cruz del Cóndor. El Cóndor es un ave rapaz carroñera que puede llegar a medir hasta más de un metro. Es una especie en peligro de extinción y es que su población tiende a disminuir.

El Mirador de los Volcanes de Patapampa es otro de los sitios que te dejarán con la boca abierta, y no por el mal de altura. Podrás contemplar la cordillera, las montañas y numerosos volcanes. Después de las vistas y de haber pasado un poquito de frío, debido a la altitud, lo ideal es hacer una parada en las termas de La Calera en el pueblo de Chivay para volver a entrar en calor.

Lo cierto es que en el Cañón de Colca puedes pasar perfectamente cuatro días porque tiene 100 kilómetros de largo y da de sí. Comprende varios pueblos y miradores, variada flora y fauna, tumbas colgantes, etc. Se trata de un espacio muy rico y no es ir a echar un vistazo, hacerse una foto e irse porque el Cañón de Colca no es solo una extensión árida por la que corretean alpacas.

cañón del colca arequipa

Monasterio Santa Catalina

Arequipa también tiene un color especial y es el rojo del Monasterio de Santa Catalina. Además de su color lo que más llama la atención del Monasterio es su diseño y es que recuerda más a una pequeña ciudad que a un centro religioso, pero todo cobra sentido si te decimos que las monjas que entraban en este Convento tenían cocina privada en su habitación e incluso esclavos a su disposición.

Hoy en día se puede visitar hasta las 18:00 que es cuando las monjas de clausura salen a pasear por sus calles. Aquí lo más interesante, al menos para las personas aventureras y no miedosas, dos veces a la semana se pueden hacer visitas nocturnas. No te preocupes que algo de luz hay, ¡proviene de pequeñas lámparas para intensificar la experiencia!

Convento de Santa Clara arequipa

El museo de los Santuarios Andinos

Lo realmente fascinante de este museo es que cobija a Juanita, la niña de los hielos. ¿Quién es Juanita? Es una momia. Un año antes de la inauguración del museo, en 1996, fue descubierta. De Juanita se dice que era una adolescente sana y guapa (it’s a barbie girl) que fue sacrificada a los dioses incas en el siglo XV.

Volcán Misti, Chachani y Pichu Pichu

La ciudad de Arequipa está custodiada por tres imponentes volcanes. El más grande de ellos es el volcán Misti y está situado a 5 825 metros sobre el nivel del mar, ¡un paseíto! El volcán Pichu Pichu tiene color marrón oscuro y está inactivo, respira. En su interior se han encontrado momias. No era Juanita. El volcán Chachani es el más alto de los tres, pero no por ello resulta más difícil su ascensión, de hecho existen muchas opciones para recorrerlo.

Si prefieres no perder, literalmente, la respiración y te conformas con una panorámica (muy chula) te recomendamos visitar el mirador de Yanahuara. Desde ahí podrás ver perfectamente los tres volcanes y, además, hay una plaza donde podrás disfrutar de las vistas, pero en un banco.

Volcanes Misti, Chachani y Pichu Pichu

Has visto que aburrirte en Arequipa no es una opción. Coge la mochila, calza unas buenas botas y recorre de principio a fin los rincones de una de las ciudades más encantadoras de Perú. Ya sabes lo que hacer en Arequipa, ¿pero has pensado por dónde empezar tu visita?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.